viernes, 29 de julio de 2016

El Informe de la Comisión de Peticiones de la UE desde la óptica de un usuario de agua

El 13 de julio del presente año la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, en versión provisional, ha redactado un PROYECTO DE INFORME DE MISIÓN Y DE RECOMENDACIONES a raíz de la visita de inspección realizada a España entre los días 8 y 10 de febrero de 2016. El objetivo de esta visita era comprender mejor los diferentes aspectos del supuesto incumplimiento de la legislación de la Unión, en particular de la Directiva Marco sobre el agua (Directiva 2000/60/CE) en las cuencas hidrográficas del Ebro y el Tajo. 
Este informe, no vinculante, ha generado una gran controversia en nuestro país. Los regantes advierten que cambiar la gestión del agua en España que propugna, afectaría a las necesidades básicas; desde otros sectores, sin embargo, lo defiende por criticar la gestión de los ríos españoles; incluso algunos lo ven como una zancadilla al trasvase Tajo Segura. A continuación se comentan algunas de las recomendaciones realizadas a las autoridades españolas.





La gestión del agua en España debe ser reevaluada en línea con los requisitos de la Directiva Marco del Agua (DMA) y los Planes Hidrológicos de Cuenca (PHC) 

La actual planificación hidrológica ya incorpora los requerimientos de la DMA, dando un nuevo enfoque a las políticas de aguas, más en consonancia con las nuevas sensibilidades sociales y ambientales, y con una necesaria gestión de las demandas de agua en contraposición con la tradicional gestión de la oferta. Amplía su contenido habitual incorporando determinaciones sobre presiones e incidencias antrópicas, caudales ecológicos, reservas naturales fluviales, zonas protegidas, redes de control y análisis económico del uso del agua. Además, incorpora al proceso la Evaluación Ambiental Estratégica, con vistas a garantizar la integración ambiental de los planes hidrológicos. Y establece un amplio proceso de Participación Pública

Además la implantación de la DMA requiere el uso sostenible del agua en la agricultura, cuestión de carácter prioritario en la actualidad. La política española en el ámbito del regadío se adecuó a estas normas y le dio un nuevo enfoque al Plan Nacional de Regadíos, más en consonancia con las nuevas sensibilidades sociales y ambientales. En este sentido, según el Instituto Nacional de Estadística, el uso del agua en el sector agrario ha descendido desde los 17.681 hectómetros cúbicos en 1999 a 14.534 en 2013, lo que supone una reducción del 17,8% en este periodo.

Los últimos PHC siguen sin abordar todas las deficiencias identificadas por la Comisión en marzo de 2016 dentro de los planes del primer ciclo. 
Sobre este apartado se significa lo siguiente:


Trabajar eficazmente junto con las autoridades regionales, las ONG y la sociedad civil para la preparación de los PHC, teniendo verdaderamente en cuenta las alegaciones. 

Todos los PHC se iniciaron con la elaboración de unos Documentos Iniciales en los que se incluía “Programa, Calendario y Fórmulas de Consulta”, el “Estudio General de la demarcación” y el “Proyecto de organización de la participación pública en el proceso de planificación”

El siguiente paso consistió en la elaboración para cada Plan del denominado Esquema de Temas Importantes (ETI), documento de debate y cuyo principal objetivo era servir para alcanzar los consensos necesarios en los asuntos de la planificación y gestión de la demarcación con todos los usuarios y organizaciones no gubernamentales

Por último, la propuesta de los PHC del segundo ciclo se sometió a un proceso de información pública tras el cual el Consejo Nacional del Agua los informó favorablemente en un total de diez cuencas de competencia estatal. Conviene recordar a ese respecto que en dicho Consejo están representados la Administración General del Estado, las Comunidades Autónomas, los entes locales, los organismos de cuenca, las organizaciones profesionales y económicas relacionadas con los distintos usos del agua, las organizaciones sindicales y empresariales y las entidades sin ánimo de lucro estatales; y que se mostraron a favor de los planes más del 80% de sus representantes. 

Por tanto, queda claro que ha habido una gran transparencia y una importante participación pública en todo el proceso, por lo que no parece tener sentido esta recomendación, salvo que se pretenda dar una prioridad de opinión a unos sectores de la sociedad frente a otros.

El caudal ecológico también se refiere a una adecuada composición química de las aguas interiores. 
Según el Presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo: 
  • El 58,2 % de las masas de agua situadas en el ámbito del Tajo ya están en buen estado. Se han comprobado mejoras del estado ecológico y químico. El plan del segundo ciclo para el Tajo ha progresado en cuanto a la consecución de los objetivos medioambientales: en particular, la calidad del agua y la incorporación de los espacios naturales protegidos. 
  • El programa de medidas del PHC supondrá una inversión de 2.583 millones, destinándose el 58% de la misma a reducir la contaminación del agua y el 21% a reducir la presión de la extracción de agua.

Los bajos niveles establecidos para el caudal mínimo en el PHC del Tajo, en Almoguera, Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina, junto con una variación de caudal estacional inexistente, contribuyen a una alteración importante de los regímenes de los caudales de agua en las zonas relacionadas con la Red Natura 2000.

Los datos obtenidos de la web de la Confederación Hidrográfica del Tajo no reflejan que no exista una variación de caudal a lo largo del año, sino más bien lo contrario, tal como se refleja en las siguientes gráficas.




Como es bien sabido, los planes existentes han establecido por primera vez que el caudal mínimo a su paso por las localidades de Toledo y Talavera sea de 10 m3/s, si bien en la práctica el caudal circulante es mayor (del orden de vez y media el mínimo, con carácter general), tal como demuestran los datos recogidos en la web de la Confederación del Tajo, de acceso libre. Durante el presente año hidrológico han presentado un valor medio de 36 m3/s en Toledo y 45 m3/s en Talavera.
Por otro lado, es muy importante señalar que la existencia de los Embalses de Entrepeñas y Buendía es la que actualmente permite en la práctica alcanzar y superar esos caudales mínimos recogidos en el Anejo 5 - Caudales ecológicos del PHC del Tajo 2015-2021. De no existir aquellos habría periodos en los que serían inalcanzables: en algunos momentos las aportaciones, los caudales entrantes en el sistema de cabecera, son inferiores a 6 m3/s, tal como se muestra en la siguiente figura, obtenida a partir de los datos del SAIH del Tajo.


Realizar un estudio actualizado, independiente y exhaustivo de las necesidades de las zonas protegidas en cuanto a la calidad del agua y los caudales ecológicos.
En primer lugar me gustaría poner en valor la profesionalidad e independencia de los técnicos de las confederaciones hidrográficas. De acuerdo con FENACORE, en relación a los caudales ecológicos en las cuencas del Ebro y el Tajo, los caudales mínimos en los diferentes tramos de río se calcularon de acuerdo a estrictos criterios científicos y técnicos. Esto se pone de manifiesto, por ejemplo en el Anejo 5 - Caudales ecológicos del PHC del Tajo 2015-2021.

El caudal ecológico debe ser suficiente para lograr el objetivo de garantizar el buen estado del río y permitir un grado de dilución suficiente de las aguas residuales depuradas
La gestión cuantitativa del agua vinculada a objetivos de calidad a través del establecimiento de caudales ecológicos en muchos tramos fluviales no garantiza el logro de un buen estado de las aguas. Sería más conveniente exigir una correcta depuración de las aguas antes de su vertido al río, y evitar los vertidos incontrolados que se pudieran producir al mismo.
En este sentido el Catedrático Antonio Fanlo indica que los problemas de calidad del Tajo medio no están causados por el Trasvase Tajo-Segura, sino por una todavía deficiente depuración, de manera que la solución de este problema no pasa tan sólo por diluirlos con más caudales procedentes de la cabecera.

Integrar los recursos hídricos disponibles en el marco del PHC actual, incluidos los recursos no convencionales, en especial el agua de las desalinizadoras, para mejorar la seguridad del suministro de agua a nivel de la cuenca
Esto ya se está realizando en la Cuenca del Segura, donde se reutilizan de manera directa o indirecta un 95% de las aguas depuradas y se encuentra en funcionamiento las plantas desalinizadoras. Pero estos recursos son un complemento, no la solución a la escasez de agua. Por ejemplo la CR del Campo de Cartagena, que emplea recursos de la planta desalinizadora de Torrevieja y de la reutilización puede cubrir con estos recursos no convencionales menos de un 10% de su demanda. Así este año debido a la reducción del Trasvase Tajo-Segura los regantes de esta entidad están viviendo una situación dramática por la falta de agua

Evaluar la adecuación de los instrumentos de recuperación de costes actuales y su coherencia
Según FENACORE esta recomendación carece de fundamento pues la legislación española no sólo está adaptada ya al principio de recuperación de costes sino que incentiva el menor consumo con importantes reducciones por el importe del canon que los usuarios pagan. Así por ejemplo los PHC cuentan con estudios de recuperación de costes: 

Para finalizar me gustaría resaltar el gran esfuerzo que se está realizando en nuestro país para conseguir una gestión sostenible de los recursos hídricos por parte de la Administración nacional y regional, los organismos de cuenca, regantes, centros de investigación, abastecimientos, universidades y entidades sin ánimo de lucro, etc. Aunque ya se está viendo ciertas mejoras, por ejemplo el río Segura fue galardonado con el prestigioso premio Riverprize por su proyecto de recuperación medioambiental o la restauración de la conectividad ecológica e hidrológica del río Cofio, todavía queda mucho por hacer.


AGRADECIMIENTOS: Este post no hubiera sido posible sin la colaboración totalmente desinteresada de un gran experto en la materia, a quien agradezco públicamente su asesoramiento y dedicación.