miércoles, 13 de noviembre de 2013

Por un regadío inteligente: Aplicación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs)




En España el 78% de los recursos hídricos consuntivos disponibles son consumidos por el sector agrícola (INE, 2013), dado que las comunidades de regantes distribuyen el agua al 70% de la superficie regable del país, las mismas juegan un papel muy importante en la gestión del regadío. Las principales actividades que realizan estas organizaciones son: (a) adaptar la oferta de agua a la demanda tanto como sea posible, (b) la distribución del agua para riego, (c) el mantenimiento de las infraestructuras, (d) la supervisión de los suministros, (e) el seguimiento de las actividades de mantenimiento y (f) asistencia a los regantes. De todas estas actividades su función principal es la distribución de agua a las parcelas de su zona regable, garantizando en todas y cada una de las tomas de riego, la presión y caudal necesario.
La adopción de tecnología en la agricultura de regadío mejora la gestión de los recursos naturales, contribuyendo al mantenimiento de la actividad agraria y a la sostenibilidad medioambiental. La aplicación de las TICs ofrece muchas oportunidades a los gestores del regadío, dado que pueden contar con diferentes herramientas para optimizar la distribución de agua, prestando un mejor servicio a sus regantes: sistemas de supervisión y adquisición de datos (SCADA), sistemas de soporte a la decisión (SSD), sistemas de información geográfica (GIS), y aplicaciones Web y para telefonía móvil.

  • El SCADA realiza el telecontrol y monitorización de la red de riego. El sistema permite llevar la información hacia y desde los elementos de operación hasta el centro de control, realizando el análisis y control necesarios sobre los diferentes elementos, y transmitiendo las acciones requeridas para el control de procesos. Los sistemas de telecontrol mediante comunicación vía radio han proporcionado oportunidades para implementar la comunicación inalámbrica de datos en la agricultura. Las ventajas principales de utilizar sensores inalámbricos es la reducción de los costes de cableado y la facilidad de su instalación y mantenimiento .
  • Los SSD son herramientas potentes para la ayuda a la gestión. Integran datos, modelos matemáticos y el conocimiento del usuario, por lo que permite la simulación de un gran número de soluciones alternativas al considerar el efecto de los factores más relevantes introducidos al sistema. La aplicación de los SSD en la gestión de riego se inició a principios de los años 90, siendo de gran utilidad, ya que permite la consideración conjunta del riego, de la hidráulica y de los criterios económicos.
  • Particularmente relevante para la gestión del regadío son los GIS, debido a la gran cantidad de datos espaciales georreferenciados que manejan. Un GIS integra hardware, software y los datos disponibles en el sistema; manejando, analizando y mostrando toda la información espacial. El WebGIS permite a los usuarios no especializados la rápida generación de mapas temáticos y consultas gráficas. Estas aplicaciones presentan un gran potencial para compartir datos, proporcionando un fácil acceso a los usuarios con conocimientos limitados de los GIS; y recopilando datos e información personalizada por temas específicos, apoyando la toma de decisiones.
  • La disponibilidad del uso de Internet en diferentes dispositivos electrónicos (PC, Tablet, Smartphone, y Smart TV) y el sencillo manejo de las diferentes aplicaciones Web está permitiendo establecer nuevos canales de comunicación para el uso de los servicios de las comunidades de regantes, tanto para el personal de la misma como para los agricultores.

Como ejemplo de como se están aplicando estas tecnologías en el regadío adjunto un vídeo de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena